lunes, 19 de mayo de 2008

Lluvia Poética en Constitución

Francisco Mesa, Luis Amador, Juan Navero y Silvia Rodríguez

Un singular homenaje al poeta de Constitución, Manuel Francisco Mesa Seco (1925-1991) realizó SECH Maule, este domingo 18 de mayo. Los escritores Luis Amador, Silvia Rodríguez, Francisco Mesa (hijo del poeta) y Juan Navero, leyeron poesía en el monolito ubicado en el cerro Mutrún de Constitución, construido en memoria del destacado escritor maulino. La intensa lluvia que caía no fue impedimento para realizar este homenaje.
Mesa Seco fue escritor, abogado, profesor de literatura y político. Entre otros, desempeñó el cargo de gobernador de Linares, ciudad que lo declaró hijo ilustre. Su obra literaria es vasta, publicó más de veinte libros, donde destacan principalmente los dedicados a la poesía.

Monolito en memoria del poeta

A Un Falucho (Manuel Francisco Mesa Seco)

Duende de luz, desde tu bosque oscuro
por martillos y cantos germinado
enciendes de nostalgias el pasado
e inciensas con tu vela el cielo puro.
Montando el mar con ademán seguro
y en el jardín del viento encaminado
creces albatros, blando, enamorado
y no olvidas que fuiste roble duro.
Como un faro que vence las distancias
cargado con los puntos cardinales
persigue tu vagar el sueño mío.
Y mirando tu estampa de fragancia
como un astro en los mustios ventanales
te vas, falucho, prolongando el río.

En el video siguiente se observa la lectura de poemas por parte de los integrantes de SECH Maule:

4 comentarios:

Sylvia Rojas Pastene dijo...

De los VALIENTES son las batallas y de los VALIENTES las victorias.

¿Qué les puedo decir que el Mutrún, no les haya susurrado ya? Sólo queda levantar mi mano y exclamar ¡Dios salve a los valientes poetas viajeros!

La poesía de seguro enalbardó su antorcha, y con lamidos eternos se refugió en los Faluchos desmayados en el fondo de La Poza.

Un especial abrazo de esta cobarde friolenta.

MI CORAZÓN AL DESNUDO Y CON FRÍO dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
MI CORAZÓN AL DESNUDO Y CON FRÍO dijo...

Un homenaje es un pretexto. Algo así como desenterrar semillas antes de verlas florecer. Podemos enumerar miles de pretextos para juntarnos en alguna plaza, en la cúspide de un cerro que no sobrepasa los 100 mts de altura, capear temporales y mojarnos en la lluvia intensa. Pero nunca podrán decir que aparte de pretextos no se tuvo la voluntad de hacer algo,de participar en algo minimo, tal vez sin el sentido original y mejor aun sin la pompa oficialista, dirán entonces... algo se hizo, algo se hizo hoy y para mañana y en la próxima alli estaremos, juntos, amando el acto por el acto mismo, encontrando pretextos para continuar realizando encuentros hasta finalmente despertar del letargo.
Saludos y felicitaciones
TK

Luis Amador dijo...

Qué maravillosa mística todo aquel acto poético...

el universo autocéntrico de mi existencia tirita ante la majestuosa expresión de extreme art de esa jornada...

nada que decir, sólo espero se unan más a la próxima travesía que nos sumerje a la dimensión maulina...

Saludos a todos


Amador.