viernes, 19 de octubre de 2007

Cuadernos del Maule


PRESENTACION DE CUADERNOS DEL MAULE
Gabriel Rodríguez, presidente SECH Maule

La refundación de la Sociedad de Escritores en el Maule es una buena noticia para la cultura. En los años de dictadura la SECH se convirtió en un baluarte de la lucha por la libertad de expresión y los derechos culturales. Después del largo silencio la filial maulina vivió años de fuerte actividad que la llevó a impulsar las primeras Ferias del Libro y los primeros Encuentros de Escritores. Después vino el cansancio, la dispersión y la apatía. La vida llevaba a cada uno por distintos rumbos y hasta hoy el tiempo para reunirse y soñar se hace difícil.
Este crudo invierno despertó nuevamente el deseo de recuperar un espacio necesario y legítimo en la vida cultural regional y nacional. De tanto desaparecer, quisimos volver a recrear el intento de ser y de actuar. Tal vez empujados por tantos antepasados ilustres que han marcado esta tierra maulina como un territorio de poesía y vino. Y de historias inolvidables de bandidos y hacendados. Aquí nació el criollismo y algunas notables novelas del boom latinoamericano. Y los poemas volcánicos de De Rokha y Neruda, así como sus infinitas disputas.
Ya sabemos que hay pocos lectores para las historias del siglo 21. Es más, se habla de la muerte del libro y el funeral de la literatura. Como nosotros creemos en la vida, también creemos que el libro vivirá aún mucho tiempo y la literatura permanecerá con el hombre. Cambiarán las formas, pero el lenguaje del espíritu permanecerá contra todas las crisis.
De este parto difícil nacen los “Cuadernos del Maule”, para dar cuenta de los nuevos intentos, de los nuevos lenguajes, de la experimentación y la tradición. Para dar forma nuevamente a los sueños de crear cultura y esa cultura sea un derecho de todos.
Por eso salen a recorrer nuevamente las calles las letras y las hojas, por que cada gesto es importante y en cada palabra se construye la vida.
Llegan a sus manos producto de un esfuerzo colectivo y con la intención de permanecer mucho tiempo. Nacen del más profundo respeto a la libertad y a la diversidad, materiales sin los cuales cualquier creación naufraga en la mediocridad. Viajan a través de manos amigas y quieren ofrecer su espacio para las nuevas voces que ya adelantan el futuro del Maule y su literatura.
Escribir es una manifestación del hombre que rompe su mutismo y se proyecta hacia el otro con sus locos afanes y sus penurias. Que este puñado de palabras despierten el deseo de seguir creando desde este territorio amable que hemos tenido la suerte de habitar y amar.

SOBRE LA CREACION Y FINALIDAD DE “CUADERNOS DEL MAULE”
Periódico Literario y de Arte para la región del Maule
Alberto Navero, Director

Cierta vez le preguntaron a Juan Rulfo sobre el desafío de la creación y respondió lo siguiente...“Desgraciadamente yo no tuve quién me contara cuentos; en nuestro pueblo la gente es cerrada, sí, completamente, uno es un extranjero ahí.
Están ellos platicando; se sientan en sus equipajes en las tardes a contarse historias y esas cosas; pero en cuanto uno llega, se quedan callados o empiezan a hablar del tiempo: "hoy parece que por ahí vienen las nubes..." En fin, yo no tuve esa fortuna de oír a los mayores contar historias: por ello me vi obligado a inventarlas”.
Mucho de lo descrito, anteriormente, tiene que ver con la génesis y parto de este periódico para la Región del Maule, algo parecido a inventar cuentos y levantar imágenes que nos lleven a descubrir y vivir los mitos de nuestra prolífica zona literaria y artística.
Dar vida a un producto en este mundo mercantil y hedonista, es una osadía mayor y se refuerza y cobra valor meritorio, porque esta quijotada para los usuarios es costo cero... Una sonrisa, la sencilla palabra de aliento nos permite, a este grupo de Quijotes, sentirnos satisfechos y contentos.
La finalidad no es otra que abrir puertas, puertas libres y anchas a quienes deseen participar de este hito. Su sencillez y blanca edición no promete revoluciones, ni cambios a un mundo que se resiste a ello, sin embargo aspira a dejar una huella, un sendero por donde transite el hombre libre y vea en esta hoja impresa que sus anhelos y utopías pueden retratarse junto a muchos soñadores más.
Las palabras se dan bien, para enfrentarse a hechos desagradables creando un mundo alternativo que no necesariamente debe ser privado o institucional. La palabra escrita cuando está motivada por la aspiración y el sueño, nos permite crear el mito en nuestro diario vivir.
Queremos permanecer en el tiempo. Triste es el final de los buenos proyectos que mueren a pocos días de su aparición. Pero, más triste resulta cuando la buena intención de este esfuerzo se diluye en el barril de la ácida apatía. Esperamos que esto no suceda, el entusiasmo y carisma nos energiza y potencia cada vez con mayor horizonte y es nuestro propósito servir de referente y sendero a todos quienes deseen acompañarnos.
Si hemos de morir tarde o temprano, no debemos ahorrarnos en la lucha por dejar nuestras huellas en nuestra amada región del Maule.

Artículo diario digital El Amaule

2 comentarios:

Kato dijo...

Bien Navero. Un abrazote.

samuel dijo...

puedo firmar los registros.
un abrazo para todos.